Las vacaciones de verano, se convirtieron en un divertido recreo, un espacio seguro donde asistieron más de 170 niñas y niños que acuden a los Centros de Desarrollo Comunitario (CDC), formando parte de los talleres del curso de verano donde aprendieron y disfrutaron de diversas actividades supervisadas por las titulares de los Grupos de Participación Ciudadana (GPC), que siempre ofrecen opciones que les ayudan a incrementar su creatividad y convivencia.

facebooktwittergoogle_plusmail