Juntos, sociedad y gobierno, tenemos que poner un alto a la violencia contra mujeres y niñas. Por un mundo sin violencia, en paz y con desarrollo. Primero el respeto a los derechos humanos.

Facebooktwittermail